Saltar al contenido

Neumáticos de nitrógeno y aire: ¿Cuál es la diferencia?

Nitrógeno vs aire en neumáticos; que es lo mejor ? Eso es un acertijo. Pero aunque estamos completamente abiertos aquí, muy pocos automovilistas han tenido que sopesar seriamente estas dos opciones a la hora de repostar los neumáticos de sus coches.

Para aquellos que lo han pensado, las cosas pueden complicarse un poco, por decir lo menos. No siempre está claro por qué uno debe elegir uno sobre el otro. Afortunadamente, si te encuentras leyendo esto, eso está a punto de cambiar.

Como cualquier propietario de automóvil, estoy seguro de que todo lo que desea es que sus neumáticos funcionen de manera eficiente durante el mayor tiempo posible. Por supuesto, tendrá que cambiarlos después de un tiempo; Aún así, la vida útil prolongada de los neumáticos no estaría de más ahora, ¿verdad?

El debate sobre si el uso de aire o nitrógeno en sus neumáticos influye en la durabilidad de los neumáticos es realmente acalorado. No obstante, lo siguiente debería ayudarlo a tener una imagen bastante clara de su lealtad.

¿Nitrógeno, dices?

El nitrógeno absorbe el 78% del aire. ¿Sabes qué más? El gas es prácticamente inofensivo. Esta debe ser la razón por la que su uso en neumáticos está ganando popularidad, ¿verdad? Bueno, ese no es necesariamente el caso; el hecho es que el nitrógeno ofrece una muchas ventajas cuando se utiliza para repostar neumáticos. Aquí hay algunos.

Beneficios del nitrógeno

1. Reducción de la caída de presión por permeación

Las partículas de nitrógeno son considerablemente grandes; esto le da una gran ventaja sobre el aire ordinario. Para entender completamente cómo debemos meternos en un montón de galimatías científicas que pueden confundirte aún más.

Sin embargo, en pocas palabras, el nitrógeno se filtra en los neumáticos mucho más lento que el aire. ¿El resultado? Los neumáticos llenos de nitrógeno mantienen niveles de presión más estables durante períodos de tiempo más prolongados. Los desinflamientos de neumáticos son más frecuentes con aire que con nitrógeno.

2. Mayor vida útil de los neumáticos

Al ser un gas inerte, el nitrógeno es un gas sin humedad. Esto elimina las reacciones y efectos asociados con la humedad que a menudo conducen gradualmente a la desaparición de los neumáticos. La ausencia de humedad también ayuda a mantener el inflado de los neumáticos al eliminar el desgaste asociado. Aun así, sigue siendo necesario un mantenimiento adecuado y regular para mantener los neumáticos en óptimas condiciones.

 

3. Una opción más segura y ecológica

Hay una razón por la que los aviones, los autos de carreras y el equipo pesado usan nitrógeno en lugar de aire. Esto no solo reduce el riesgo de combustión espontánea, sino que también permite un mejor control de los neumáticos en movimiento. Si cree que esto se debe a su rango de presión estable, entonces tiene toda la razón.

Y para colmo, el gas es completamente inofensivo, ¿recuerdas? Dicho esto, si está buscando un ambiente más ecológico, el nitrógeno es para usted.

A la baja…

Como la mayoría de las cosas aparentemente buenas de la vida, el nitrógeno tiene algunos inconvenientes. Por un lado, si decide usar nitrógeno en sus neumáticos, debe estar preparado para desembolsar unos dólares adicionales. Sí, el nitrógeno es definitivamente más caro que el aire.

En esa misma nota, también debe tener en cuenta que el nitrógeno no está tan fácilmente disponible como la mayoría preferiría.

A diferencia del aire ordinario, no siempre es posible llenar con neumáticos en las gasolineras. Si bien es posible llenar con aire para neumáticos llenos de nitrógeno, esto ciertamente anulará las ventajas que uno disfruta en el caso del nitrógeno puro.

El nitrógeno es mejor cuando …

Cuando apenas usa su vehículo, el nitrógeno sería lo mejor para los neumáticos, ya que ayuda a mantenerlos inflados por más tiempo. El caso sigue siendo así si tiene la intención de mantener su vehículo almacenado durante mucho tiempo. En otras palabras, es ideal para autos antiguos.
En segundo lugar, el nitrógeno también es una buena opción en los casos en que el vehículo en cuestión se utiliza para carreras.

¿Quizás un buen aire a la antigua?

Por muy bueno que parezca el nitrógeno, no podemos descartar por completo el uso de aire. Después de todo, se ha utilizado con éxito en neumáticos durante más de un siglo. Y, como era de esperar, el aire comprimido o regular también tiene sus ventajas y desventajas a considerar.

Beneficios del aire

Beneficios del aire

1. Super barato

Con aire, puede recargar sus llantas por unos pocos dólares en la mayoría de las estaciones de servicio. En algunos casos, incluso puede ser gratuito.

2. Fácilmente disponible

A diferencia del nitrógeno, puede obtener una bomba de aire comprimido en casi cualquier lugar. No importa si estás atrapado en medio de la nada; lo máximo que tienes que hacer es encontrar la gasolinera más cercana.

A la baja…

1. Oxidación

El aire común contiene grandes cantidades de oxígeno; y aunque el oxígeno es prácticamente la razón por la que estamos vivos, en los neumáticos el gas hace más daño que bien.

La oxidación es un proceso inevitable donde el oxígeno es endémico; en este escenario, puede provocar un envejecimiento prematuro de los neumáticos. También aumenta las posibilidades de que una llanta explote.

2. Inflado regular de neumáticos

Dado que el aire se filtra a través de las llantas un poco más rápido que el nitrógeno, es posible que deba inflar las llantas con más frecuencia. Esto, dado que la recarga aérea cuesta tan poco, puede no ser un problema para la mayoría de las personas.

Globalmente

Aquí está el trato, los dos pretendientes aún hacen el trabajo. Pero cuando compara las calificaciones, es obvio que el nitrógeno tiene la ventaja. Pero, como automovilista habitual, ¿es el nitrógeno adecuado para usted?

Existe mucha disonancia en cuanto a si los conductores normales pueden obtener beneficios significativos del uso de nitrógeno en lugar de aire.

La verdad es que los méritos están ahí; el único problema es que puede que no sean tan palpables como cabría esperar. La conclusión es que sus neumáticos necesitan un cierto nivel de mantenimiento para poder seguir funcionando durante un tiempo decente. Ya sea aire o nitrógeno, el mantenimiento es un requisito absoluto.

En última instancia, la decisión depende de la preferencia, así como de la naturaleza de la actividad vehicular involucrada. Si no le importa gastar un poco más de dinero en sus neumáticos, cambiar a nitrógeno no es una mala idea en absoluto. A fin de cuentas, el cambio puede resultar mucho más favorable de lo esperado. Pero si prefiere mantener las cosas a la antigua, el aire es igual de eficiente. La única diferencia es que el nitrógeno mantendrá las cosas un poco más estables durante más tiempo que el aire.

Las referencias

www.edmunds.com/car-care/should-you-fill-your-cars-tires-with-nitrogen.html
www.roadandtrack.com/car-culture/buying-maintenance/a20718900/nitrogen-vs-compressed-air-in-tires/
physicstoday.scitation.org/do/10.1063/PT.5.010105/full/
www.youtube.com/watch?v=dVPM814Te1A